Dribleo

Blog de Básquetbol.

El lanzamiento libre

El tiro de falta siempre ha sido uno de los aspectos más discutidos del baloncesto. Numerosos son los ejemplos de grandes jugadores con malísimos porcentajes de lanzamientos libres. Shaquille O’Neal es el ejemplo más claro de ello. Pero ha habido otros casos en la historia del baloncesto que una carrera ha sido signada por unos lanzamientos personales. Nick Anderseon, el muy buen, escolta de los Orlando Magic vivió una pesadilla cuando en las finales del año 1995 falló cuatro lanzamientos consecutivos y su equipo cayó derrotado en la última jugada.

El lanzamiento libre es sin dudas una de las jugadas que más puede dejar en evidencia el carácter de un jugador. Es algo así como patear un penalti en el fútbol con la diferencia que salvo en las definiciones en el fútbol un penalti lo dispara el que más confianza tiene. En el baloncesto cualquiera de los cinco jugadores que están en pista pueden ser llamados a definir el juego desde la línea de castigo. Sólo hace falta que el rival les cometa una falta.

El personal es una muestra de técnica, concentración y carácter. Muchos jugadores utilizan estilos propios como lanzar con una mano, lanzar con tablero, botar muchas veces el balón antes de lanzar, etc..

A lo largo de la historia del baloncesto se han producido muchas modificaciones a las reglas de las faltas. Vamos a comentar tres de las más recientes e incluso polémicas.

En la década de los 80, en el baloncesto FIBA existía la regla del tres por dos.

Esto quería decir que el jugador que recibía la falta en posición de tiro tenía derecho de lanzar hasta un máximo de tres lanzamientos. Si convertía los dos primeros el juego se reanudaba, mientras que si erraba una de los dos primeros podía lanzar uno más.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Más adelante, se le dio la posibilidad a los equipos de renunciar al lanzamiento. La regla estaba pensada para proteger a aquellos equipos que recibían muchas faltas. De esta forma los equipos elegían si lanzar o no dependiendo de cual era el jugador destinado a ir a la línea.

Por último vale la pena recordar la regla del 1+1. En este caso se lanzaba un tiro y en caso de embocar se tenía derecho a otro lanzamiento más. La regla duró poco pues también se favorecía al infractor.

En la actualidad rigen los dos lanzamientos obligatorios cuando el jugador está en posición de tiro o cuando el equipo rival ha sobrepasado el límite de faltas.

Pero sin duda, con el paso del tiempo, esto puede cambiar.

Articulo leido (640) veces

Fernando Martín: El primer español en la NBA.

20 años atrás eran muy pocos los extranjeros que podían ingresar a la NBA. Salvo algunas excepciones que generalmente eran jugadores africanos, Olajuwon, Mutombo, Bol, etc. pocos jugadores FIBA de calidad recalaban en la mejor liga del mundo.
Ahora que España cuenta con un cinco inicial de calidad y con pasado, presente o futuro NBA es importante recordar al primer español que jugó en la liga top Estados Unidos.
Se trataba del pívot Fernando Martín, el mítico pívot del Real Madrid. Los Pórtland Trail Blazers le eligieron y le dieron la oportunidad en el año 1987.
Fernando Martín se dejó la vida en la carretera cuando se dirigía a ver jugar a sus compañeros. Hoy, 15 años después, todavía es una leyenda para el deporte español. Su mítico número 10 sigue intacto en el Real Madrid, al igual que su historia, que le recuerda como uno de los mejores jugadores del baloncesto nacional y como él primer español en dar el salto a la NBA. Con el conjunto norteamericano sólo jugó 24 partidos. Sufrió varias lesiones y no le fue fácil hacerse un hueco en el equipo, por lo que su bagaje se redujo a 22 puntos y 28 rebotes. “La adaptación ha sido muy dura pero estoy plenamente satisfecho porque, en realidad, he venido aquí para aprender y cada rebote que cojo es un triunfo” comentó en su día.
Nacido un 26 de marzo de 1962, Fernando Martín debutó en el Estudiantes de Madrid donde jugó tres temporadas. Rápidamente causó impacto en la liga y el poderoso Real Madrid puso sus ojos en él. Fue 4 veces campeón de Liga, 3 veces campeón de Copa del Rey, 2 veces campeón de la Recopa y 1 vez campeón de la Copa Korak.
Con la selección española (debutó a los 19 años) logró las medallas de plata en JJOO de Los Ángeles y en el Eurobasket de Nantes. Fernando cerró su ciclo en el conjunto nacional con 72 partidos y 998 puntos anotados.
Era un pívot dominante  que cogía muchos rebotes y ayudaba en el goleo. Sus 2.05 metros no le impedía contar con buenos movimientos de espaldas al cesto. Su medio gancho era reconocido en toda Europa.
Luego de su pasaje por la NBA retornó nuevamente al Real Madrid. Dos temporadas después y en circunstancias en que se dirigía a observar a sus compañeros en el Palacio de los Deportes perdió la vida en un accidente de tránsito. La historia cuenta que unos años atrás antes de viajar a la NBA el pívot había sufrido otro accidente del cual había salido ileso.
A los 27 años uno de los mejores jugadores de la historia de España perdió la vida. El Real Madrid retiró su camiseta de por vida.

Articulo leido (241) veces

La histórica final de Munich 1972.

Pocos partidos son tan famosos en la historia como la final de los Juegos Olímpicos de 1972. El hasta ese momento invicto Estados Unidos jugaba con Rusia por la medalla de oro. Los americanos concurrían a los juegos con lo mejor de su baloncesto universitario mientras los rusos contaban con la combinación interior-exterior de Sergei Belov y Aleksander Belov. Los rusos estaban agazapados y a lo largo de su preparación habían jugado muchos encuentros más que el equipo norteamericano.
La designación de Henry Iba (campeón olímpico 1964 y 1968) como entrenador causó polémica y colaboró para que un tal Bill Walton (mejor jugador universitario del momento) no formara parte del equipo.
Luego de ocho victorias consecutivas norteamericanos y rusos se encontraron en la final.
Los rusos comenzaron marcando un parcial de 7-0 y manejaron el ritmo del partido llevándole a su estilo lento y de posesiones largas. La primera parte, fue el primer toque de alerta para los estadounidense. El marcador terminó 26-21 a favor de los soviéticos.
Las salidas de Dwight Jones y Jim Brewer complicaban aún más el partido. A falta de 10 minutos los soviéticos lideraban  38-28. El entrenador americano, Henry Iba, ordenó una presión asfixiante en toda la pista que dio sus resultados tras un parcial de 6-0 liderado por Collins y Joyce.
Con 40 segundos por jugar Jim Forbes colocó a sólo un punto a los estadounidenses. Con un 49-48 a su favor los rusos agotaron la posesión hasta los 10 segundos pero Tom McMillen taponó el intento de canasta de Aleksander Belov y Doug Collins interceptó el pase cuando intentaba cruzar el balón de lado. Collins se echó a correr y fue duramente cortado cuando entraba a canasta a falta de tres segundos.
Collins algo maltrecho anotó los dos tiros y dio la ventaja a los norteamericanos. Pero cuando lanzaba sonó la bocina y allí comenzó la confusión. Los rusos sacaron de fondo y fallaron pero uno de los colegiados hizo sonar su silbato a falta de un segundo por los problemas existentes en la mesa de control.
Es que los soviéticos argumentaban que habían pedido tiempo muerto antes de los lanzamientos. Según las reglas FIBA de la época, una vez que se anotaba el segundo tiro libre no se podía solicitar el tiempo muerto por lo que de no haberlo hecho entre ambos tiros el tiempo muerto sería ilegal.
Los árbitros ordenaron que se repitiese el saque. Los rusos sacaron en largo pero fallaron y los americanos entraron a la cancha a festejar. Pero el reloj no estaba correctamente ajustado y los árbitros decidieron volver a repetir la jugada.
Y todo cambió, Aleksander Belov y los defensores Kevin Joyce y Jim Forbes saltaron buscando el pase, el soviético tomó el balón lanzado por Ivan Edeshko sobre la línea de falta y colocó la bandeja que dio la medalla a USSR.
Estados Unidos protestó el partido pero  5 comisarios de la FIBA decidieron por una ajustada votación de 3-2 que el oro iría a la URSS, en plena guerra fría lo curioso fue que los votos a favor fueron de Cuba, Polonia y Hungría, países claramente alineados políticamente con la USSR.
Los integrantes del equipo americano nunca retiraron las medallas de plata a modo de protesta. Las mismas se mantienen en un banco suizo de Lausana y todos los años el COI les envía una carta a los integrantes de aquella selección para que recojan su galardón, pero la respuesta es siempre negativa.

Articulo leido (133) veces

El inventor de la línea de tres puntos

Pocos en realidad conocen el nombre de Eddie Ríos Medallos. Sin embargo este profesor ha realizado un considerable aporte al mundo

Corría el año 1962 cuando el profesor Ríos Medallos ejercía como director de Deportes del Caparra Country Club. En ese entonces decidió crear una liga de Mini Basketball, para los niños más pequeños entre las edades de seis a diez años. De forma de motivar a aquellos niños de menor estatura inventó el tiro de tres puntos.

“Cogí una plomada de plomero y del centro del aro tiré una línea de diez pies y la probé. De once y la probé, de doce y la probé, y de trece y ahí la dejé. Ahí nace el canasto de tres puntos”, explicó Ríos Medallos, al contar la famosa historia de su invención. “Yo inscribí en el Departamento de Estado la Liga Mini Basketball con el canasto de tres puntos y tengo todos esos papeles que lo prueban”, añadió.

Recién en el año 1968 la American Basketball Asociation (ABA) incluyó una línea de tres puntos en su torneo, como forma de captar la atención de los espectadores en la lucha que mantenía con la que en ese momento era ya más poderosa NBA.

El profesor, que en la actualidad cuenta con 78 años, reflexiona sobre su invento y la magnitud del mismo: “Jamás lo pensé ni fue mi intención tampoco. Yo no lo inventé ni para Rusia ni para Estados Unidos. Eso yo lo inventé para los niños de mi país y para yo disfrutar con ellos de esa nueva regla”, sentenció.

Este año la FIBA América pretende legalizar el asunto y declarar a Ríos Medallos como el inventor del tiro de tres puntos. Para ello su secretario, Jenaro Marchand, ha comenzado a enviar la documentación pertinente a las oficinas centrales de la FIBA. Si bien el proceso será largo, se confía en que termine de forma favorable. “Yo estoy totalmente convencido de que Eddie fue el primero. La prueba es elocuente, clara, sencilla y muy documentada”, expresó Marchand, quien busca que el profesor boricua sea incluido en el Salón de la Fama del Baloncesto Internacional en España y en Estados Unidos.

Articulo leido (8218) veces

Por una pelota

Muchas veces los aficionados al baloncesto no tomamos debida conciencia de la verdadera magnitud que tienen los contratos.
Sin embargo, de ves en cuando hay hechos con los de hoy que nos hacen bajar a tierra.
Y es que Fiba América ha suspendido la afiliación a Consubasquet, le multado con 180.000 dólares y ha anulado el último torneo sub 16 que se ha realizado recientemente en Guanares.
Ustedes se preguntarán el motivo. Bueno todo eso ha pasado por culpa de una pelota. Es que que Consubasquet jugó el Sub 16 con la pelota Golty y no con la pelota oficial Molten.
Es que el presidente de Consubasquet, Carmelo Cortéz, había firmado un contrato con esa pelota rompiendo el acuerdo con Molten. Carmelo pensó que por tratarse de un torneo de juveniles nadie se iba a enterar, pero se equivocó.
El mismo Cortéz ya había recibido una en el Sudamericano de Chile en donde se pretendía hacer lo mismo.
La medida, sin precedentes, no sólo anula el mencionado campeonato sino que también hace peligrar todas las competencias internacionales del continente.
A modo de ejemplo, si Argentina (medalla de bronce en Pekín) tuviese que participar en un evento organizado por Fiba no estaría autorizada. Lo mismo para los otros países de Sud América. Y todo, por una pelota.

Articulo leido (82) veces

Jeff Granger, el padre de Jayson

El base Jayson Granger es uno de los jugadores más de moda de la pretemporada de la Liga ACB. El uruguayo ha aprovechado los minutos que le dejó la lesión de Cummings y todo parece indicar que será el base titular del Estudiantes de Madrid con tan sólo 19 años.
Sin embargo en este artículo no vamos a hablar de él sino de su padre, Jeff Granger.
Jeff llegó al Uruguay en el año 1979 proveniente de New Jersey enrolandose en Aguada donde compartía plantilla con el gran Fefo Ruiz. Era un alero con buena capacidad anotadora y sobretodo muy atlético. Destacaba por sus entradas a canasta y no tanto por su lanzamiento de larga distancia.
Jugó en varios de los principales clubes de Uruguay. Nadie discutía a Jeff por su talento. Es más, era uno de los jugadores más espectaculares que existían. Sin embargo, su falta de concentración en partidos claves hizo que su equipo perdiese un par de veces la categoría. Era un caso raro, uno iba a la cancha y no se sabía con que Jeff se iba a encontrar, si con el tipo que hacía 30 o 40 puntos o con el jugador que marraba libres pegándole a la tabla.
En los ambientes de los clubes se decía que era una apuesta riesgosa contratarle pues no se comprometía del todo con la causa. Sin embargo hay una anécdota que puede refutar esta teoría.
En el año 1995 Cordón, su club,y Hebraica Macabi disputaban la final de la Liga. En el quinto y decisivo partido Granger no integró el cinco inicial por supuestos rumores de que la plantilla estaba desconforme con su rendimiento. Sin embargo en la última jugada del partido y con un punto arriba Hebraica, Marcelo Capalbo marra dos personales a falta de 3 segundos para culminar el juego. Cordón toma el rebote y en el último suspiro la bola le llega  Granger que es cortado con falta. El moreno con impecable puntería emboca los dos libres dándole el campeonato a Cordón y hechando por tierra muchos rumores.
De allí para adelante vino la mejor etapa de Granger en Uruguay. Su condición de nacionalizado le permitió jugar y ganar dos Campeonatos Sudamericanos entre 1995 y 1997. Además como jugador de Cordón fue tres veces campeón federal y logro el sudamericano de selecciones sub 1.95 (un invento en donde no se permetían participar a jugadores de más estatura) siendo nombrado mejor jugador del torneo.
En la actualidad Jeff dirige una escuela de baloncesto en un colegio y es común verle aparecer en causas solidarias. Se casó además con una reconocida periodista y sgue vinculado al baloncesto. En marzo de este año fue campeón de Maxi Básquetbol en la categoría más de 45.
Sin embargo, y pese a que Jeff era bueno Jayson parece estar en perfectas condiciones de superarle. Sólo habrá que esperar.

Articulo leido (1660) veces

Recordando el viejo PC Basket

El mundo del baloncesto ha sido muchas veces llevado al ordenador con juegos de diferentes calidades. Desde el mítico One on One, donde Larry Bird y Dr. J jugaban un uno contr a uno pasando por el Fernando Martin de Dinamic en donde un par de jugadores cabezones en pocos pasos recorrían la cancha.
Con el paso del tiempo los gráficos mejoraron y la jugabilidad aumentó. NBA Jam y toda la zaga de NBA.
Pero pese a la espectacularidad gráfica de los últimos NBA muchos recordamos con nostalgia el desaparecido PC Basket. Quizás sea por la posibilidad que nos brindaba de jugar con jugadores más conocidos en España o quizás porque el sistema era similar al PC Fútbol, un juego que marcó época en la década de los 90.
Era un juego completo en el cual no solo se podía jugar en la pista (gráficos aceptables para la época) sino además encargarse de todos los asuntos del club.
Realizar fichajes, preparar chavales, realizar operaciones de merchandansing, aumentar el aforo del estadio o jugar competiciones europeas que generan muchas ganancias.
Tienes todos los equipos de la ACB de la época a tu disposición.
En cuanto a la jugabilidad el juego era correcto. Los movimientos permitían lanzar, dar asistencias y machacar con cierto estilo el balón.
Un juego con una gran adicción en su momento ahora cobra mucho valor sobretodo la hora de recorre las plantillas y ver que jugadores estaban en la ABC en la década de los 90.
Puedes descargar el juego desde este enlace.

Articulo leido (205) veces

Canastas Sagradas de Phil Jackson

El enorme deseo de ganar de MJ unido al espiritualismo de Jakcson permitió a los Bulls ser el equipo dominante de los 90. Es por ello que recomendamos especialmente a aquellos que tenga la posibilidad conseguir el libro escrito por el entrenador llamado “Canastas Sagradas”. En el Jackson compagina sabiamente aspectos personales con profesionales y, a su vez; con dichos, proverbios o bases de la cultura Zen que él practica.
Ya en su etapa de jugador, Jackson tenía la costumbre de practicar la meditación Zen antes de salir. Para hacer campeones a los Bulls de Jordan y Pippen solía reunirse con sus jugadores en una sala decorada por él a modo de guarida en el que poder meditar todos y pensar como un conjunto, y no como uno propio.
Las técnicas le permitieron a Jackson contar en un mismo plantel con jugadores tan distintos como Jordan, Pippen, Rodman, Kukoc o Longley. Además pudo mediante su filosofía lograr que Kobe y Shaq trabajasen juntos para un mismo objetivo y de esta forma lograr el tri campeonato con los Lakers.
Es por eso que vuelvo a recomendar ese libro y dejo la reseña escrita por la Revista People al momento de su publicación:
“Canastas sagradas es una mirada al interior de la superior sabiduría del trabajo en equipo del [que fue] primer entrenador de los Chicago Bulls, Phil Jackson (ahora entrenador de Los Angeles Lakers). En el corazón de este libro está la filosofía de Jackson sobre el baloncesto consciente y su cruzada de toda una vida para llevar la iluminación al mundo competitivo del deporte profesional. Jackson, uno de los entrenadores con más éxitos en la historia de la NBA, ha desarrollado u nuevo paradigma de liderazgo basado en los principios orientales y en los Native American. En esta biografía inspiradora, repleta de historias de Michael Jordan, Scottie Pipen, Toni Kukoc, Dennos Rodean y otros miembros de los Bulls, Jackson revela cómo respetar al enemigo y ser agresivo sin rabia o violencia; cómo vivir en el momento y mantenerse calmadamente focalizado dentrote la niebla del caos, de manera que el “yo” se convierte en el servidor del “nosotros”…
Este libro de pensamiento provocador te lleva hasta la mente del hombre – pensador de este entrenador a medida que construye uno de los mejores equipos de todos los tiempos y afronta el inevitable ciclo del cambio, incluyendo el retorno triunfante de Jordan al baloncesto. Canastas sagradas no es sólo para los aficionados al deporte, sino para cualquiera que esté interesado en el potencial del espíritu humano.”
“Una respuesta seria y refrescante a la falta de espíritu, montada en el dólar de los deportes profesionales modernos”.

Articulo leido (233) veces

Magic Johnson en Argentina

El día 16 de enero de 1994 Bahía Blanca recibió la visita del notable jugador estadounidense Ervin “Magic” Johnson, quien junto a los All Stars disputó un recordado partido contra Estudiantes en el estadio Osvaldo Casanova.
Fue en el marco de una gira mundial que Magic realizó con el objetivo de recorres distintos lugares presentando su equipo, los Magic Johnson All Stars y brindando un gran espectáculo.
Esta especie de Globber Trotters modernos jugaban en serio y eran menos espectaculares pero tenía el plus de contar con un Magic que en ese momento seguía aún marcando diferencias.
Lanzamientos desde la mitad de la cancha, sky hooks y asistencias sin mirar eran parte de un repertorio sin fin. Incluso cuando el partido se complicaba Magic saca a relucir su goleo. Entre sus compañeros destacaba Reggie Theus, actual entrenador de Sacramento Kings, de destacado pasaje en la NBA y la liga italiana.
Pese a que en ese momento las distancias entre Estados Unidos y Argentina eran grandes, el equipo de Magic no la tuvo fácil. Ganaron en Córdoba 126-118 al Atenas de los hermanos Milanesio los cuales marcaron 25 puntos cada uno.
El segundo partido en Rosario se cerró con un 158-151. El “Pichi” Campana fue el más destacado de los argentinos con 21 puntos.
Pero fue la tercera presentación la más recordada. En Bahía Blanca Magic y los suyos vencieron 158 a 151 a Estudiantes de Bahía Blanca. Esa noche Magic puso 46 puntos con un 60% de tiros de cancha. Pero par más puntos que hiciese Magic los argentinos siempre estaban al asecho. Los 19 puntos y 6 asistencias de Alejandro Montecchia fueron importantes. Pero la gente que vio el partido por televisión se sorprendió con la actuación de un joven escolta que no paraba de anotar de 3 puntos. Su nombre era Juan Espil, el mismo que años más tarde brillara en la ACB, y esa noche colocó 36 puntos. Al terminar el juego Magic le felicitó personalmente.
Magic y los suyos cerraron su presentación en la Argentina con una cómoda victoria ante un combinado de Buenos Aires por 175 a 121.
Dos años más tarde el popular club Boca Jrs. quiso llevar a Magic a la Liga pero la iniciativa, con 2.000.000 de dólares de por medio, no prosperó.
Magic se llevó el cariño de la gente y la idea de que había visto un jugador fuera de lo normal. Dos años después en los Juegos Olímpicos de Atlanta Juan Espil fue fundamental para la victoria ante Lituania. Cuando se retiraba escucho que alguien le tocaba el hombre y le decía “Good win, good win, Juan” (Gran victoria). Espil se dio vuelta y lo abrazó: “Gracias, Magic”.

Articulo leido (196) veces

El partido del siglo

No es de extrañar que ante cualquier evento de importancia entre dos rivales de encundia escuchemos la frase “El partido del siglo”. Pero el verdadero partido del siglo tuvo lugar el 20 de enero de 1968.

Los Houston Cougars cortaban una racha de 47 victorias consecutivas de los UCLA Bruins dirigidos por John Wooden. Esa noche los de Houston ganaron 71-69 con 39 puntos y 15 rebotes de un tal Elvin Hayes que no sólo se encargó de anotar sino que además dominó a la figura de los Bruiins, Lew Alcindor. Alcindor, que luego sería mundialmente conocido como Karem Abdul Jabbar sólo anotó 15 puntos esa noche.

53.693 espectadores estuvieron presentes esa noche en el Astrodome de Houston. Este fue además el primer partido NCAA televisado a todo el pais. Es por ello que el juego es reconocido como el que abrió las puertas de la NCAA a la televisión nacional. Ambas universidades cobraron 125.000 dólares por los derechos.
La primer mitad culmino con Houston venciendo por 3 puntos. En el segundo período fue cuando Hayes se deboróa a Alcindor un jugador de mayor estatura. Esa prodigiosa defensa hizo que Elvin se ganase el apodo de “Big E”. Fue el peor juego de Alcindor en toda su carrera universitaria acertando menos del 50% de tiros de campo.
Con el marcador igualado a 69 Hayes, que jugó con cuatro faltas casi toda la segunda mitad, anotó dos personales para adelantar a Houston. En la recarga Lucius Allen falló y el juego terminó.
Hayes y Alcindor como no podía ser de otro modo volvieron a verse las caras en la semifinal de la final four de esa campaña disputada en Los Angeles, momento en el que los Bruins tomaron se cobraron la revancha aplastando a los Cougars (101-69) y en el que Hayes quedó limitado a una aportación de 10 puntos frente a los 19 de Alcindor. UCLA accedió con ello a la final frente a North Carolina a quien igualmente barrió sin mayores problemas alzándose de este modo con su cuarto título en cinco campañas, el segundo para el joven Kareem (55-78).
Tanto Alcindor como Hayes pasaron a posterior a ser considerados entre los 50 mejores jugadores de la NBA.

Articulo leido (104) veces