La joven estrella Kevin Durant despertó y anotó 24 puntos para que los Thunder de Oklahoma City vencieran 106-100 a los Mavericks de Dallas y de esta forma pudiesen empatar a un triunfo por bando las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA.

Durant se mostró mucho más cómodo que en el primer juego donde fue limitado por la fuerte marca de  Dallas.
A él se unió el reserva James Harden quién anotó 23 puntos saliendo desde la banca y fue clave sirviendo como revulsivo anímico.
A los Mavericks de poco le sirvieron los 29 puntos del alemán Dirk Nowitzki. Ahora la serie se traslada hacia Oklahoma, donde se jugará el tercer  partido el sábado y el cuarto el lunes.

Articulo leido (134) veces