Dribleo

Blog de Básquetbol.

Connecticut logra el título de la NCAA

Connecticut logró por tercera vez en su historia el título de la NCAA derrotando en la final al nuevamente sorprendente equipo de Butler de Indiana por 53 a 43.

Los dirigidos por Jim Calhoun jugaron un gran partido, no fueron brillantes pero si inteligentes, reponiéndose a un mal primer tiempo en el que iban por detrás (22-19).
A loscinco minutos del complemento lograron sacar 10 puntos de ventaja e hicieron que Butler comenzara a volver a ver a los fantasmas de la temporada pasada en donde también se quedaron en las puertas del título cayendo ante Duke.

Los de Indiana pretendieron acortar desde el perímetro pero los tiros de tres puntos no entraron.

UConn se mostró más serena y anotó los puntos necesarios para llegar al título. Su estrella Kemba Walker anotó 16 puntos. A su lado se destacaron Jeremy Lamb con 12 (todos en el segundo tiempo), y Oriakhi quién aportó 11 puntos y 4 bloqueos.

Por Butler el máximo anotador fue Mack con 13 y su líder Howard solo hizo 7, muy poco para pretender el triunfo.

Como en 1999, el 2004 y ahora el 2011 UConn es el campeón.

Articulo leido (103) veces

Butler y Duke se juegan el título de la NCAA


Hoy termina la locura de marzo con un choque clásico entre David y Goliat. La Universidad de Butler puede convertirse en leyenda. Los Bulldogs llevan 25 partidos seguidos ganados y son la verdadera sensación de la la NCAA. Su rival en la final universitaria será Duke, una de las Universidades más tradicionales.

Butler era la quinta favorita en el torneo. Ha dejado por el camino a rivales como UTEP, Murray State, Syracuse -los grandes favoritos-, Kansas St. y Michigan. Ahora puede conquistar su primer título universitario.

Duke busca su cuarto título nacional, posibilidad a la que no optan desde 2004. De este equipo han salido jugadores de la talla de Christian Laettner, Shane Battier o Grant Hill, que ya destacaron en su etapa universitaria. No tienen grandes estrellas pero si un interesante juego colectivo.

Estados Unidos se paraliza para ver una nueva final de la NCAA.
Para América Latina transmite ESPN.

Articulo leido (53) veces

Obama hace de comentarista en la NCAA


Sabido es que Obama es un aficionado al baloncesto, deporte que practicó en su juventud.
Resulta que en momentos en que el Presidente de los Estados Unidos estaba presenciando el encuentro entre Georgetown Duke cuando en la segunda parte decidió sentarse con los comentaristas de la cadena de televisión y soltó perlas como las siguientes: “Después de retirarme trataré de conseguir tu trabajo Clark (Kellogg). Simplemente te informo. O sea que te quedan o bien tres años o siete”, dijo Obama a Kellogg.

De inmediato, la CBS, que se vio como bendecida con la actitud del presidente, emitió imágenes de Obama jugando al baloncesto durante la campaña de 2008 incluida una en la que pierde una oportunidad con la mano izquierda.

Al ver esto, el comentarista Verne Lundquist no perdonó la ocasión y decidió gastarle una broma:: “Evidentemente usted es zurdo. ¿Algún problema en girar hacia la derecha?”, en clara alusión a las ideas políticas de Obama.

El Primer Mandatario mostró su cintura expresando que la noche anterior había estado en Baltimore en una reunión del Partido Republicano.”Puedo ir hacia la derecha de vez en cuando”, ironizó el presidente estadounidense.

Sin dudas, Obama maneja los tiempos con gran maestróa ¿O acaso se imaginaban a Bush haciendo estas cosas?

Articulo leido (182) veces

Kenny George el futuro techo de la NBA

Sin duda el deseo de más de uno es realizar un mate sin saltar. Esto es lo que sucede con Kenny George, un pívot de que juega en la NCAA, concretamente en N.C. Ashville, universidad modesta de la floja Big South Conference. Haciendo una rápida búsqueda en Internet nos encontraremos con diferentes versiones de la altura del gigante. Algunos, los más sostienen que mide 2.32 mientras que otros se decantan por los 2,31 y hasta por los 2,36.

Lo que si, en todos los sitios que hemos visitado coinciden en expresar que al mismo todavía le falta una mayor soltura de movimientos, algo que teniendo en cuenta su talla debe de ser muy difícil de lograr.

Sus dos primeros años como universitario los pasó en blanco por las lesiones. A su favor tiene el hecho de que no es un flacucho tipo Manute Bolt. Pesa entre 155 y 165 kilos.
Sus números son bastante buenos, aunque claro está podríamos esperar un poco más del. Ha promediado esta temporada 12,3 puntos, 8 rebotes, 6,5 tapas y casi 2 asistencias en 22 minutos. De ellos se pueden desprender un par de datos interesantes. En primer lugar debería con esa altura coger más rebotes, en segundo lugar su poder de intimidación es impresionante. En puntos está bien y se ve que lo marcan tanto que hasta tiene ocasiones de pasar el balón. El detalle más negativo es que sus limitaciones físicas apenas le permiten estar en pista 22 minutos.

Algunos otros datos interesantes del gigante, son que duerme en una cama de 2.43 y cuenta con un asiento especial en el autobús del equipo. Nació en Chicago y cuando culmina el semestre, su padre recorre los 1.050 kilómetros que separan Chicago de Asheville en carretera para evitarle el incómodo trance de viajar encajado en el asiento del avión.

Por ahora no se sabe si llegará o no a la NBA, pero sus videos ya causan sensación en Youtube.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=WctBazFZAMc[/youtube]

Articulo leido (143) veces

El partido del siglo

No es de extrañar que ante cualquier evento de importancia entre dos rivales de encundia escuchemos la frase “El partido del siglo”. Pero el verdadero partido del siglo tuvo lugar el 20 de enero de 1968.

Los Houston Cougars cortaban una racha de 47 victorias consecutivas de los UCLA Bruins dirigidos por John Wooden. Esa noche los de Houston ganaron 71-69 con 39 puntos y 15 rebotes de un tal Elvin Hayes que no sólo se encargó de anotar sino que además dominó a la figura de los Bruiins, Lew Alcindor. Alcindor, que luego sería mundialmente conocido como Karem Abdul Jabbar sólo anotó 15 puntos esa noche.

53.693 espectadores estuvieron presentes esa noche en el Astrodome de Houston. Este fue además el primer partido NCAA televisado a todo el pais. Es por ello que el juego es reconocido como el que abrió las puertas de la NCAA a la televisión nacional. Ambas universidades cobraron 125.000 dólares por los derechos.
La primer mitad culmino con Houston venciendo por 3 puntos. En el segundo período fue cuando Hayes se deboróa a Alcindor un jugador de mayor estatura. Esa prodigiosa defensa hizo que Elvin se ganase el apodo de “Big E”. Fue el peor juego de Alcindor en toda su carrera universitaria acertando menos del 50% de tiros de campo.
Con el marcador igualado a 69 Hayes, que jugó con cuatro faltas casi toda la segunda mitad, anotó dos personales para adelantar a Houston. En la recarga Lucius Allen falló y el juego terminó.
Hayes y Alcindor como no podía ser de otro modo volvieron a verse las caras en la semifinal de la final four de esa campaña disputada en Los Angeles, momento en el que los Bruins tomaron se cobraron la revancha aplastando a los Cougars (101-69) y en el que Hayes quedó limitado a una aportación de 10 puntos frente a los 19 de Alcindor. UCLA accedió con ello a la final frente a North Carolina a quien igualmente barrió sin mayores problemas alzándose de este modo con su cuarto título en cinco campañas, el segundo para el joven Kareem (55-78).
Tanto Alcindor como Hayes pasaron a posterior a ser considerados entre los 50 mejores jugadores de la NBA.

Articulo leido (105) veces

El infortunado tiempo muerto de Chris Webber

Lo interesante de ver antiguos partidos de universidades norteamericanas es poder observar como se desempeñaban las estrellas en su época de estudiantes. Es más, resulta divertido observar a aquellos jugadores que sin ser estrellas igualmente llegaron posteriormente a ganarse un lugar en la liga.
En el año 1991 la Universidad de Michigan contaba con un quinteto sensacional. Los Fabulosos cinco llegaron a la final de la NCAA. En el quintento figuraban Chris Webber,  el pívot Juwan Howard y Jalen Rose. Completaban el cinco inicial los perimetrales Jimmy King y Ray Jackson. El equipo pese a su juventud cumplió una gran temporada. Webber era imparable para los rivales.
Sólo los inolvidables Blue Devils de Duke con Bobby Hurley, Christian Laettner y Grant Hill pudieron apartarles del título. Ese año Webber compitión con Laettner y Hill por integrar el primer Dream Team. Quizás el triunfo en la final ayudó a Laettner a formar parte del mejor equipo de todos los tiempos.
Para la temporada siguiente los wolverines de Michigans eran claros favoritos.
Michigan cumplió con los pronósticos dejando por el camino a los los Wildcats de Jamaal Mashburn en semifinales.
Sin embargo en la final frente a North Carlolina, el que debía ser momento cumbre de su carrera colegial de Webber, fue sin duda el más amargo.
NC ganaba 73-71 y faltaban 19 segundos cuando Pat Sullivan marra un personal. El rebote deriva a la posición de Webber el cual increíblemente pide tiempo muerto cuando su equipo carecía del mismo. Es más Webber le habla al réferi el cual parece no escucharlo por lo que Webber avanza se para frente al banquillo de Michigan y vuelve a pedir tiempo con 11 segundos por jugar.
De esta forma Donald Williams tiene dos lanzamientos libres a su favor los cuales convierte y cierra el juego que luego terminaría 77-71.
Es sin dudas una de las jugadas más comentadas de la historia de la NCAA y una clara explicación de por que Webber no llego a ser una megaestrella en la NBA.
Veamos el video

Articulo leido (145) veces